Incluso si su producto es originario (es decir, su producto está obtenido totalmente o suficientemente transformado considerando los elementos especificados en la sección de « Bienes totalmente obtenidos - suficientemente transformados », la sección de « Operaciones mínimas », la sección de « Cumulation » y la sección de « Tolerancia o de minimis ») y se cumplen otras condiciones deberá demostrar que la mercancía es originaria de su país antes de que llegue a las aduanas de la UE para reclamar la preferencia arancelaria.

Existen distintos tipos de pruebas de origen en función del acuerdo del que se pueda beneficiar. Consulte las páginas de Trade Helpdesk que describen su acuerdo para descargar las pruebas de origen que se aplican a su caso.

En términos generales, puede probar el carácter originario de los bienes mediante:

  • Un certificado emitido por la administración aduanera o una autoridad pública de un país beneficiario/socio. Para obtener este certificado, el exportador deberá dirigirse a la administración aduanera o autoridad pública del país beneficiario/socio para solicitar uno de estos certificados [podrá ser un Formulario A (para régimen SPG), EUR MED (para algunos casos concretos en el sistema PEM) o EUR 1 (para todos los demás casos)].
  • Declaraciones en facturas realizadas por el exportador en el país beneficiario/país socio. Esto podrá realizarse para envíos de hasta 6 000 euros. En algunos casos, las declaraciones en facturas pueden estar hechas por el exportador en el país beneficiario/país socio para envíos por encima de los 6 000 euros, pero el exportador deberá ser un exportador autorizado.