Seguridad de los productos

Los fabricantes y distribuidores deben:

  • suministrar productos que cumplan los requisitos generales de seguridad
  • informar a los consumidores sobre los riesgos que puede suponer un producto y las precauciones que deben tomar
  • notificar a las autoridades nacionales pertinentes si descubren que un producto es peligroso y cooperar con ellas sobre las medidas que se adopten para proteger a los consumidores.

Los países miembros de la UE llevan a cabo tareas de vigilancia del mercado y velan por el cumplimiento de las normas de seguridad de los productos. Se sirven de mecanismos de la UE como RAPEX, el sistema de intercambio rápido de información entre los países de la UE y la Comisión Europea sobre productos peligrosos.

Junto con las normas generales de seguridad de los productos, a determinadas categorías de productos, como cosméticos y productos farmacéuticos, se les aplican unas normas específicas.

Principios generales de la seguridad de los productos de la UE

Normalización técnica

La UE anima a los países miembros a adoptar normas técnicas armonizadas.

Principios básicos de la política de normalización de la UE

A lo largo de los años, el enfoque hacia la armonización de las normas técnicas ha ido cambiando:

  • desde las directivas técnicas y detalladas específicas para cada producto (el "antiguo enfoque"), que aún incluye alimentos, vehículos a motor, productos químicos, cosméticos, detergentes, biocidas y productos farmacéuticos
  • hasta el "nuevo enfoque":
    • requisitos esenciales de salud y seguridad, aplicables a sectores o familias de productos, que los productos deben cumplir para poder comercializarse en la UE (salud, seguridad, protección de los consumidores, protección medioambiental, etc.)
    • especificaciones técnicas de productos específicos recogidas en normas armonizadas (voluntario): se entiende que los productos que se fabrican siguiendo estas normas cumplen los requisitos esenciales correspondientes.

Las normas armonizadas pueden ser redactadas por tres organismos de normalización independientes:

Evaluación de la conformidad

Los procedimientos para evaluar la conformidad de los productos con los requisitos esenciales regulados en las directivas de armonización técnica son llevados a cabo por:

  • el fabricante, o
  • un tercero. Los "organismos notificados" en cada país de la UE son responsables de la evaluación de la conformidad cuando debe intervenir un tercero.

Más información sobre los organismos notificados

Los procedimientos de evaluación de la conformidad incluyen la fase de diseño de los productos, la fase de producción o ambas, en diversas formas: control interno de la fabricación, garantía de calidad total, etc.

Existen acuerdos de reconocimiento recíproco entre la UE y ciertos países no pertenecientes a la UE que tienen un nivel comparable de desarrollo técnico y aplican enfoques compatibles en materia de evaluación de la conformidad.

Marcado "CE"

El marcado CE indica que un producto reúne todos los requisitos y que ha superado el procedimiento correspondiente de evaluación de la conformidad. El marcado CE:

  • consiste en el marcado CE" y el número de identificación del organismo notificado que participa en la evaluación (si procede)
  • debe figurar en el producto, en su envase o en la documentación que lo acompañe
  • permite la comercialización del producto en la UE.

Cómo añadir el marcado CE a 25 grupos diferentes de productos.

Las autoridades nacionales de los países de la UE son responsables de la vigilancia del mercado para asegurar que los productos reúnan los requisitos para comercializarse en la UE. Para ello se pueden realizar controles físicos o documentales.

Véase también: información específica para los importadores.

Representante autorizado en la UE

Los fabricantes de países no pertenecientes a la UE que deseen vender sus productos en la UE deben designar un representante autorizado establecido en la UE para que actúe en su nombre. Son responsables de que el diseño y la fabricación de los productos cumplan todos los requisitos aplicables y de que se lleve a cabo el procedimiento obligatorio de evaluación de la conformidad.

Las autoridades aduaneras están autorizadas a suspender el despacho de las mercancías que representen una amenaza grave para la salud o la seguridad o carezcan de la documentación exigida.

Nuevas reglas para la comercialización de productos en la UE

Desde 2008 se han aprobado nuevas normas para eliminar los obstáculos existentes para la libre circulación de mercancías en cualquier lugar de la UE.

Más sobre las nuevas normas de comercialización de productos en la UE

Envases

Los envases comercializados en la UE deben cumplir requisitos tanto medioambientales como sanitarios:

En concreto, los embalajes de madera (cajones, cajas, jaulas, etc.) deben someterse a alguno de los tratamientos que se especifican en el anexo I de la publicación n° 15 de las Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias de la FAO y exhibir la marca que se contempla en el anexo II.

Etiquetado

Los productos comercializados en la UE deben respetar los requisitos de etiquetado de la UE destinados a:

  • proteger la salud, seguridad e intereses de los consumidores
  • proporcionar información sobre el producto (contenido, composición, uso seguro y precauciones especiales, etc.)

Desde el 13 de diciembre de 2014 se aplican nuevas normas sobre etiquetado de alimentos

Véase también las fichas específicas de producto que resumen los requisitos de importación a la UE de:

Etiqueta ecológica de la UE

La etiqueta ecológica de la UE o "logotipo de la flor" puede concederse a productos que ayuden a proteger el medio ambiente e informen a los consumidores sobre su impacto medioambiental.

Existen normas básicas y criterios específicos en relación con la etiqueta ecológica para los diferentes grupos de productos (productos textiles, calzado, productos de limpieza, electrodomésticos, artículos de papel, etc.).

Los fabricantes, importadores, prestadores de servicios, comerciantes y minoristas pueden solicitar la etiqueta ecológica a la autoridad pertinente del país de la UE en el que se ha comercializado el producto.

Más información sobre la etiqueta ecológica de la UE

Véase también: